INICIO

Estrategias del Masaje

a) Recibir al paciente cordialmente y diagnosticar su caso con detalle.


b) Antes de empezar, colocar al paciente en una postura cómoda, por ejemplo, sentado, tumbado o con el miembro afectado elevado, con el fin de relajar los músculos y de facilitar el masaje.


c) El masajista deberá siempre tener en cuenta su propia postura con objeto de ejercer la fuerza correctamente y para ahorrar esfuerzos. Como norma, puede estar de pie al lado, detrás o de cara al paciente, y usar las posturas de arquero o de jinete. Si se sienta, lo hará generalmente de cara al paciente.


d) Durante la aplicación del masaje el masajista le dedicará su atención por entero, ajustando correctamente su respiración a sus movimientos. De este modo conseguirá el objetivo del tratamiento y evitará lesionar al paciente.


e) Las manos del masajista deben estar limpias y cálidas, y las uñas deben cortarse con frecuencia.


f) En ausencia de un diagnóstico exhaustivo anterior al tratamiento, habrá que estar al tanto de cualquier circunstancia que pudiera contraindicar el masaje. El curso de la enfermedad y las reacciones del paciente deben observarse y habrá que determinar sus razones.


g) Al ejercer el masaje, asegurarse de proceder de punto apunto en la secuencia adecuada yendo de los puntos distantes al centro del cuerpo. Usar hábilmente de las diversas técnicas aplicándolas en cantidad e intensidad apropiadas.


h) Si el paciente está ahíto o, al contrario, con hambre, no es aconsejable la realización del masaje. Como regla general no deberá aplicarse durante el período comprendido entre I2 horas antes y 12 horas después de las comidas.Al practicar el masaje, el masajista suele untar su mano con algún líquido o espolvorearla con algunos polvos con el fin de reducir la fricción e incrementar la lubrificación o, incluso, para obtener un mayor beneficio de la medicación, líquidos o polvos son los “medios” utilizados en el masaje, siendo los más usuales:


1) Jugo de jengibre fresco: Machacar jengibre fresco hasta obtener una masa con la consistencia del barro y ponerla en un frasco. Mojar los dedos en el jugo mudado por esta pasta y practicar el masaje. Este es uno de los medios más utilizados, especialmente en los niños.


El jugo de jengibre facilita el deslizamiento y evita el escozor que podría provocar el masaje sobre la delicada piel de aquéllos. Al mismo tiempo, el jugo de jengibre produce un calor que se irradia y ayuda a eliminar las influencias extrañas dañinas.


2) Agua fría: Si no pudiera conseguirse el jugo de jengibre, sustituirlo por agua del grifo, fresca y limpia. Se recomienda en casos de fiebre infantil.


3) Agua de virutas: Poner en remojo virutas de madera y utilizar el líquido resultante como medio. Facilita el deslizamiento, por lo que es muy apropiada en el masaje infantil.


4) Clara de huevo: Sola o mezclada con harina para formar una masa, puede usarse en los métodos de fricción y de rodillo aplicados a la espalda, abdomen y pecho del niño. Es un medio muy popular en el tratamiento de la gripe infantil, el empacho' y otras enfermedades.

Medios Usados en el Masaje


Polvos de Songhua: Untarse los dedos con ellos o espolvorear con una borla de polvera la zona a tratar. Además de aumentar la lubrificación, este medio absorbe la humedad. Se aconseja especialmente en verano, época en que la piel transpira fácilmente.


6) Polvos de talco: En general se usan por su efecto lubricante.


7) Aguardiente: Particularmente indicado en los adultos, vigoriza la sangre y ataca a las enfermedades provocadas por el viento, el frío y la humedad. Asimismo, puede hacer bajar la fiebre.


8) Aguardiente medicinal de uso externo: Poner a macerar en alcohol varias hierbas medicinales chinas. Después de unos días, se podrá utilizar el licor resultante como un medio más para el masaje. Estas hierbas pertenecen al grupo de drogas generalmente utilizadas para activar la energía vital y vigorizar la sangre.


En la práctica clínica, de acuerdo con la naturaleza de la enfermedad, se elige de entre los diversos métodos de tratamiento un tratamiento principal y un tratamiento secundario. Frecuentemente, se elige el masaje terapéutico como método principal en casos de dislocación del disco intenvertebral lumbar o de espondilitis reumática.


En otras dolencias, tales como las llagas producidas por permanecer en cama largos períodos de tiempo, el masaje terapéutico se utilizará como método accesorio en combinación con otros tratamientos. Entre los métodos más aptos para combinar con el masaje terapéutico, se recomiendan:


1. Masaje terapéutico y gimnasia médica (Yoga taoista)

La gimnasia médica es un tipo de entrenamiento gimnástico terapéutico. un fa China antigua se la denominaba “yoga taoista” y ya se la relacionaba entonces con el masaje. Mientras el primero es un método pasivo, en el segundo interviene el movimiento del paciente.


Al realizarse conjuntamente, la recuperación es mayor, por lo que es conveniente instruir al paciente en la gimnasia médica durante el curso del masaje. A largo plazo, el ejercicio médico es más importante que el propio masaje al desarrollar plenamente las capacidades del paciente para combatir de un modo positivo la enfermedad, y su contribución a la lucha contra la enfermedad así como a la consolidación del efecto terapéutico y a la recuperación y desarrollo de la capacidad de trabajo, resulta decisiva.