INICIO

.

Masaje Tradicional Chino

La población trabajadora china ha ido desarrollando gradualmente el masaje a través de un largo proceso de trabajo, de convivencia y de lucha contra la enfermedad. El masaje es simple y fácil de aplicar y disfruta de una gran aceptación entre los trabajadores gracias a su particular eficacia en tratar algunos de los males más frecuentes.

¿Cómo cura el masaje la enfermedad?

En general se considera que el masaje puede regular la función nerviosa, fortalecer la resistencia del cuerpo a la enfermedad, vigorizar los tejidos, mejorar la circulación sanguínea y flexibilizar las articulaciones.

1. Regulación de la función nerviosa

Todos los órganos y partes del cuerpo están conectados a través del sistema nervioso, por lo que dependen de su estado. Por eso, un desequilibrio en la función nerviosa, una sobreexcitación o una inhibición de tipo nervioso pueden provocar el mal funcionamiento de algunos órganos y producir la enfermedad.

Como dice el principio patógeno: si el yin domina sobre el yang, aparece una enfermedad ying. Si el yang domina sobre el yin aparece una enfermedad yin. El uso de las técnicas del masaje terapéutjco desencadena un efecto reflejo en lasfunciones nerviosas, provocando procesos de excitación y de inhibición del sistema nervioso para alcanzar así un equilibrio relativo (es decir, equilibrado el yin y el yang) al tiempo que produce un efecto médico. Por ejemplo: si cuando aparece un dolor de cabeza o de muelas se aplica un masaje en el acupunto correspondiente el dolor desaparece inmediatamente.

1. Yin: principio negativo asocciado con la contracción 2. Yang: principio positivo asociado con la expansión.

Esto se debe a que el masaje crea un nuevo punto de estímulo aliviando o disipando la sensación de dolor en el lugar original. Este fenómeno se denomina “ método de desplazamiento del dolor”. A los pacientes hipertensos que presentan síntomas de vértigo o dolores de cabeza (supuestamente debidos aun exceso de yang en el hígado), el masaje les produce un descenso temporal de la tensión arterial.

Esto sucede porque las técnicas del masaje dilatan los vasos sanguíneos periféricos mediante el acto reflejo nervioso. Este proceso regulador se denomina “supresión del yang del hígado”. Cuando, por ejemplo, se contrae un constipado o una gripe debido al frío o al viento, los poros de la piel se contraen y no hay transpiración.

Como consecuencía aumenta la temperatura del cuerpo y aparecen síntomas de cansancio, dolor de cabeza y malestar general. Después de aplicar el masaje, todo el cuerpo reacciona, se transpira rápidamente desaparecen los síntomas.

Este fenómeno se denomina “aliviar la superficie del cuerpo”. En el caso de una retención de orina aguda, la aplicación del masaje en el bajo abdomen yen el acupunto correspondiente (el punto qihai5) provoca la contracción de la vejiga y la expulsión de la orina.

Los experimentos realizados en los últimos arios demuestran que el masaje terapéutico da resultados corno los mencionados anteriormente. Por ejemplo: el masaje del `cuello y la parte superior o inferior de la espalda aumenta la circulación de la sangre hacia los órganos internos asociados a la correspondiente sección de ganglios. Nuestros propios experimentos sobre los efectos del masaje en la actividad gástrica han demostrado que el masaje aplicado en los acupuntos weishu – 6, pishu – 7 y zusanli0

2 -8 aumenta considerablemente la intensidad de la actividad gástrica. Si por el contrario se aplica el mismo masaje cuando la actividad gástrica es muy intensa, se produce una inhibición de la misma.

3. Acupunto: uno de los numerosos puntos específicos del cuerpo tratados con acupuntura o masaje para producir un efecto sistémico concreto.

4. Hegu: acupunto situado en el dorso de la mano entre los huesos del pulgar y del índice.

5. Qihoi: acupunto situado justo por debajo del ombligo.

Esto pone de manifiesto el carácter regulador del masaje, que tiene efectos distintos según la función que esté realizando el estómago en estados distintos. Hemos aplicado los resultados de estas observaciones en nuestra práctica clínica y lo dicho anteriormente se ha confirmado. Al usar el método arriba mencionado en un paciente con obstrucción intestinal y en estado postoperatorio, el peristaltismo intestinal volvía a funcionar normalmente.

El uso de este método en otro paciente, afectado de espasmo intestinal, frenó el peristaltismo y eliminó el dolor.

2. Fortalecimiento de la resistencia del cuerpo a la enfermedad El masaje puede mejorar el estado físico general y fortalecer la resistencia del cuerpo para prevenir y curar la enfermedad. El principio básico del tratamiento es: “conserva lo bueno y expulsa lo malo”.

Por ejemplo, en el caso de un paciente con espondilitis reumática, el masaje terapéutico no sólo desanquilosa la columna vertebral rígida y alivia el dolor, sino que, después de un período de tratamiento a base de masajes, la tez del paciente adquiere un tono rosado y se observa un mayor apetito y aumento de peso.

A medida que evoluciona el estado físico general, la eficacia del tratamiento es mayor. En un paciente con gastroptosis, el masaje terapéutico no sólo mejora la función del aparato gastrointestinal, eliminando una serie de síntomas, sino que aumenta el tono muscular de todo el cuerpo.

Como consecuencia, mejora el estado general y se consolida y aumenta la eficacia del tratamiento original. En algunos casos de neumonía infantil, se observó que, a pesar de seguir un largo tratamiento con antibióticos, persistía el soplo en el área pulmonar acompañado de un estado de debilidad general. Después de practicar el masaje desapareció el soplo, y el estado general mejoró gradualmente. Esto ilustra el modo en que el masaje terapéutico moviliza las defensas internas del cuerpo contra la enfermedad.

6. Weishu: acupunto situado en la espalda junto al borde inferior de la apófisis espinosa de la XII vértebra dorsal.

7. Pishu: acupunto situado en la espalda junto al borde inferior de la apófisis espinosa de la XI vértebra dorsal.

8. Zusanli: acupunto situado en el brode anterior de la tibia, justo por debajo de la rodilla.

Debido a que después del tratamiento la piel enrojece en la zona donde se ha realizado el masaje, hicimos un estudio sobre la temperatura de la piel antes y después del masaje. Los resultados demostraron que la temperatura subía tanto en la zona donde se aplicaba el masaje como en zonas alejadas de la misma. De ello se deduce que el masaje puede acelerar el metabolismo y dilatar los vasos sanguíneos periféricos, acelerar la circulación de la sangre y fortalecer la resistencia contra la invasión de influencias nocivas.

Además se estudiaron los efectos del masaje sobre la cantidad de glóbulos rojos y blancos, la capacidad de los glóbulos blancos para destruir bacterias y los valores del complemento del suero. Los resultados probaron que, después del masaje, cada uno de estos índices se elevaba por encima del nivel previo. Esto demuestra que el masaje puede ayudar a que el cuerpo se proteja de la enfermedad.

3. Limpieza de los tejidos, aceleración de la circulación de la sangre y flexibilización de las articulaciones Los efectos directos del masaje se aprecian más fácilmente en el tratamiento de dolencias locales. Por ejemplo: en un esguince, una contusión o un hematoma, el masaje puede limpiar los tejidos y acelerar la circulación de la sangre, sustituyendo los glóbulos derramados por otros nuevos, eliminando completamente el derrame local y haciendo que desaparezca el dolor de la hinchazón.

A partir de nuestras observaciones clínicas llegamos a la conclusión de que reducir una hinchazón significa, en efecto, suprimir el dolor. Esto se ajusta al principio: “donde no fluye la sangre, hay dolor; donde la sangre fluye, no hay dolor”. En todo tipo de parálisis producida por atrofia muscular, el masaje terapéutico puede acelerar el restablecimiento del tono muscular y fortalecer los músculos. Esto se conoce con el nombre de “depuración del sistema energético y fortalecimiento de la carne y huesos”.

En los casos de rigidez de las articulaciones debida a cualquier causa, el masaje puede aumentar el grado de actividad en las articulaciones rígidas. En el caso de rigidez articulatoria provocada por la espondilitis reumática, nuestras observaciones nos llevan a la conclusión de que la articulación no está sujeta a una rigidez irreversible, como se creía erróneamente en el pasado. Lo que sucede es que la articulación se “oxida”, por así decirlo, y por consiguiente, algunos de los métodos pasivos de manipulación practicados en el masaje distienden las articulaciones.

También hemos estudiado un considerable número de pacientes de hernia de disco intevertebral lumbar (disco “desplazado”) y observamos que, al aplicar la fuerza mecánica del masaje, la zona herniada volvía a su lugar. Basándonos en estos descubrimiento, hemos mejorado los métodos del masaje y hemos dado un paso adelante en la eficacia de este tratamiento. Todo lo dicho hasta ahora es una introducción a los principios básicos del masaje terapéutico. Igual que la materia, el conocimiento humano también evoluciona.

Nuestro conocimiento se desarrolla y aumenta continuamente con la práctica y cada vez es más efectivo para la cura y prevención de las enfermedades. Hay que recalcar que los resultados del masaje pueden optimizarse sensiblemente a partir de una relación positiva entre el masajista y el paciente.

Es indispensable que entre ambos haya una estrecha coordinación, especialmente al tratar dolencias en las que el paciente tiene que llevar a cabo un programa de automasaje y ejercicio a largo plazo, conjuntamente con el tratamiento profesional, para consolidar y mejorar su efecto. Por lo tanto, es muy importante que a lo largo de todo el tratamiento tanto el masajista como el paciente desarrollen al máximo su motivación subjetiva y pongan plena confianza en el tratamiento y en el proceso curativo.