Sesión De Masajes

El masaje no ha de producir dolor. Sobre este punto existen muchas ideas diferentes. Esta claro de que si existe una contractura, podemos producir dolor, entonces ¿que hacer?.

Un masaje debe basarse en esta pauta:

. No sobrepasar el umbral de dolor. Para ello alternamos técnicas fuertes con técnicas suaves.

. Si existía una lesión, el paciente puede presentar dolor al terminar la sesión. Pasadas 18 horas, ese dolor debe haber desaparecido.

. No trabajar de manera muy continuada sobre el umbral del dolor.

Podemos encontrarnos con el efecto “Boomerang”: contractura de defensa.

. El ritmo del masaje debe ser el adecuado: ni lento, ni rápido. Ha de ser uniforme y continuado. De esa manera no pierde el sentido de la relajación.

. Comenzaremos y finalizaremos siempre con movimientos suaves para tomar contacto con el paciente y relajarlo.

. Recordar también que un masaje longitudinal (paralelo a la musculatura) relaja el músculo, y un masaje transversal (perpendicular) lo excita.