INICIO

.

Úlceras, Quemaduras Y Masaje

ÚLCERAS

Pueden ser de dos clases:

-Internas (duodeno, pulmonar, etc.).

-Externas (varicosas, decúbito).

En las internas, no se hará masaje sobre la zona afectada, aunque sí puede hacerse en la zona espinal, ya que actuará beneficiosamente sobre ella, por acción refleja.

En la colitis ulcerosa (úlceras a nivel del colon) se trabajará la región lumbar, pero no la abdominal.

En la úlcera varicosa, es decir la producida por las varices que aparecen frecuentemente en el tercio inferior de la pierna, no se hará masaje sobre la úlcera, aunque sí se puede trabajar alrededor y en la región superior a la llaga, ya que así mejoraremos la circulación de aquella zona, ayudando a los tejidos a que se regeneren.

Las úlceras de decúbito, es decir, aquellas que se producen en enfermos que se encuentran en la cama durante mucho tiempo, no deben tocarse, aunque trabajando el resto de la persona suelen mejorar, ya que aquellas se han producido por la congestión venosa.

El mejor tratamiento será la prevención, con la movilización del paciente encamado o paralizado, así como fricciones.

QUEMADURAS

Son afecciones a nivel de la piel, producidas por el calor.

Hablaremos de tres tipos de quemaduras de menor a mayor gravedad:

1er. grado: simple enrojecimiento de la piel, el ejemplo típico es el llamado eritema solar. Nunca debe hacerse masaje, sólo podrá efectuarse el vaciaje venoso.

2º. grado: la quemadura es más profunda y ya existe un levantamiento de la piel con formación de vesícula o ampolla y liquido en su interior

3 er. grado: mucho más grave, existe ulceración por la apertura de la ampolla. No se hará masaje de ningún tipo que las fisuras son roturas no completas.