Sida Y Masaje

Sin duda alguna, el sida es en estos momentos desgraciadamente un tema muy actual. Creo que hay que diferenciar el estado con anticuerpos positivos, en el que podemos encontrar pacientes hemofílicos, contagiados por transfusiones, hepatitis crónica B y C, toxicómanos, etc. y en los que el masaje puede y debe efectuarse con toda tranquilidad, y no solo el masaje, sino cualquier técnica de masaje manual (RTP, DLM, etc.).

En el momento de que aparece una infección dentro del síndrome, si estamos dentro de las contraindicaciones por infecciones entonces debemos evitarlo.

Tan sólo debe hacerse en estas situaciones graves si el efecto psicológico es muy importante, y entonces lo efectuaríamos con guantes de cirujano para evitar el contagio.

En el caso de anticuerpos positivos, podemos hacer masaje sin peligro de contagio alguno, y seguiremos únicamente las medidas higiénicas normales (limpieza de manos, no tocar heridas, etc.).

Si bien es importante el beneficio de un buen masaje, lo más importante es no perjudicar “Primum non nocere”, y por ello todo buen profesional debe conocer las principales contraindicaciones para actuar con seguridad y eficacia.