¿Qué Es La Geoterapia?

Consiste en un tratamiento complementario basado en el uso de arcillas, fangos, lodos y otros productos derivados de la tierra que proceden de la erosión de los granitos durante larguísimos períodos de tiempo.

Arcillas.

Pueden tener varios colores (rojas, verdes, amarillas), dependiendo de la composición de la tierra de donde derivan, si bien sus principales componentes suelen ser: Sílice, Magnesio, Hierro, Aluminio, Titanio, Calcio y Sodio.

Las arcillas tienen propiedades medicinales muy conocidas, ya que son antiinflamatorios, mineralizantes y con gran poder de absorción.

Las usaremos frías o calientes según las empleemos en procesos agudos o crónicos respectivamente. Pueden aplicarse directamente a la piel (cataplasma), cuando son en forma de fango o bien a través de un paño de hilo o algodón (emplasto).

Las indicaciones fundamentales son a nivel cutáneo (forúnculos, eccemas, acné, heridas, picaduras, etc) o bien en problemas de tipo reumático (artrosis, osteoporosis, artritis) y articulares (torceduras, contusiones esguinces).

Para potenciar el efecto de la arcilla en las inflamaciones agudas podemos aplicar:

1º Sobre la zona lesionada extender arcilla mezclada con agua fría una capa de 1 cm. de grosor.

2° Un paño de hilo ó algodón encima de la arcilla.

3° Una bolsa o compresa de hielo, encima del paño, durante 20 minutos.

Cuando queramos usar las arcillas calientes tendremos que tener la precaución de calentarlas al baño maría, pues el contacto directo de una fuente de calor podría destruir algunos elementos terapéuticos. Se usarán durante 20-30 minutos a temperatura máxima de 40° C.

Fangos y lodos.

El uso de fangos y lodos está ya muy extendido a nivel de medicina estética y en el campo terapéutico especialmente en Balnearios. Sin embargo existen un tipo de lodos, llamados Peloides, que son productos formados por la mezcla espontánea de un agua mineromedicinal (agua clorurada) de mar o de lago salado, con un componente sólido resultante de procesos geológicos o biológicos; son pues productos derivados del mar.

Naturalmente existirán diferencias entre las procedentes de una zona u otra, e incluso hay firmas comerciales con peloides del Mar Muerto y similares.

Estos peloides tienen un poder de absorción de toxinas mucho mayor y el resultado a nivel cutáneo es mucho más efectivo, por lo que los baños generales o mascarillas faciales de estos productos, incluso reforzados con algunos aceites esenciales para potenciar su acción, serán un complemento muy importante para el profesional del masaje.

Los lodos en tratamientos de celulitis y como revitalizante orgánico son de gran eficacia.

Bibliografía.

Curso de Quiromasaje Dr.V.L.Ferrándiz Editorial Cedel
Curso de Quiromasaje Dr. Sagrera Ferrándiz Ed. Esc. de masaje manual.
Hidroterapia : la curación por el agua Dr. Frederic Viñas Editorial Integral
Masaje Terapeutico y Deportivo Dr. Vazquez Gallego Editorial Mandala
Manual de Medicina Natural Dr. Pros Editorial Temas de Hoy Jorge Sagrera Ferrándiz