INICIO

.

Fricciones

Este grupo de técnicas se define como como masaje de deslizamiento vasodilatador. Consta de de tres técnicas.

Fricción superficial:

Técnica

Con la cara palmar de la mano y los dedos juntos realizamos un deslizamiento a ritmo rápido, como si frotásemos la piel. El sentido de la fricción será ascendente y descendente alternativamente. El movimiento de las manos sera alterno.

El ritmo, como ya hemos dicho, será rápido realizando una mínima presión.

Esta técnica producirá tres efectos importantes.

. Una gran hiperemia de la zona.
. Liberación de células muertas de la piel.
. Activación de la musculatura.

Indicaciones

Esta técnica estará indicada en extremidades y espalda. También nos servirá como preparación de la musculatura a un esfuerzo, así como para esparcir la crema.

Si realizamos la técnica a ritmo más lento nos servirá para tratar hematomas, cicatrices y úlceras por decúbito.

Contraindicaciones

No se realiza en exceso sobre la musculatura contracturada.

Gran fricción:

Técnica

Se realiza también con la cara palmar de las manos. La diferencia que existe con la anterior es que con esta técnica abarcamos grandes masas musculares. La dirección y el movimiento de las manos vendrá dado por la zona donde se realice el masaje.

El ritmo será medio y la presión un poco mayor al roce superficial.

Efectos

Al contrario de la fricción superficial produce un efecto sedativo y relajante de la musculatura, así como un aumento del metabolismo y una liberación de los productos de desechos.

Indicaciones

En zonas con grandes masa musculares (espalda) y en abdomen.

Contraindicaciones

No existen.