Dolor De Hombros

Con este nombre englobamos todas las patologías que puedan aparecer en esta zona, teniendo presente que una de las bases de este tratamiento van a ser las movilizaciones de hombro.

Antes de efectuar cualquier movilización, hay que tener en cuenta que nunca debe forzarse cualquier dolor, es decir, las movilizaciones se hacen con la máxima amplitud posible sin llegar al dolor.

Antes de empezar el quiromasaje, efectuaremos una exploración de los movimientos del hombro.

Esto nos permitirá conocer si hay limitación o dolor en alguno de ellos:

1° tocarse la oreja contraria por encima de la cabeza

2° con el brazo en abducción efectuar la rotación de la mano interna y externa.

3° tocarse el hombro contrario, efectuando un movimiento de anteversión cuidando de efectuar este movimiento con la mayor amplitud de brazo posible.

4° tocarse por detrás la escápula contraria comparándolos siempre con el movimiento del hombro contrario para notar las diferencias.

Viendo si existe disminución de la movilidad o bien dolor en la ejecución de alguno, estará indicada la movilización.

Hay que recordar que la patología del hombro es muy variada (tendonitis, artrosis, periartritis, etc), y que la misión del quiromasajista no es la de efectuar un diagnóstico médico, sino aliviar el dolor y ayudar a recuperar la movilidad.

Una vez efectuada la exploración y sabiendo que el dolor de la zona del hombro no es debido a las cervicales o al codo, sino que es un problema propio de la cintura escapular, pasaremos a efectuar el masaje y las movilizaciones.

El masaje debe hacerse a nivel de toda la espalda, desde el cráneo hasta el sacro, manteniendo al paciente en una postura lo más cómoda posible para evitar el dolor postural del hombro.

El orden del tratamiento no debe variar, y así contraria comenzaremos con:

- Pases Magnéticos Sedantes

- Vaciaje Venoso

- Amasamiento Digital

- Amasamiento Digitopalmar

- Amasamiento Pulpopulgar (en todo el borde escapular y especialmente en las zonas donde existe miogelosis)

- Movilizaciones del Hombro

- Vaciaje Venoso

- Amasamiento Nudillar, etc.

El paciente estará situado decúbito prono, colocando su brazo en flexión y sujeto con la cadera de él mismo, y la cabeza ladeada hacia el quiromasajista.

El terapeuta se situará al lado contrario del hombro afectado, y colocará la palma de una mano sujetando el hombro, y con la otra mano apoyamos la punta de la escápula entre nuestro pulgar e índice. Desde ésta posición se efectúan los siguientes movimientos:

1° subir y bajar la escápula

2º circunducción con las dos manos: derecha e izquierda

3° balanceo de la escápula.

Estos tres movimientos se harán siempre elevando la mano que sujeta el hombro, y de menor a mayor amplitud y viceversa, llegando al límite del dolor, aproximadamente cinco o seis veces hacia cada lado.

4° estiramiento con vibración.

Colocándose el quiromasajista en el mismo lado del paciente, le sujetamos con ambas manos a la altura de la flexura del codo, estiramos, y manteniendo el estiramiento efectuamos una vibración sostenida a la vez que movemos el brazo hacia arriba y hacia abajo sin levantar la extremidad superior de la camilla.

Después se continuará el resto del quiromasaje con las maniobras adecuadas al respecto.

Efectos de las Movilizaciones:

Con las movilizaciones conseguimos mover y trabajar la musculatura que desde la región cervical y dorsal va hacia la escápula, y la de ésta hacia el hombro, así como la de la escápula al húmero.

Indicaciones de las Movilizaciones:

Están especialmente indicadas en el llamado “hombro doloroso”, pero también en aquellos casos en los que hay cefaleas por tensión nerviosa, especialmente cervical y dorsal.

En éstos casos efectuaremos las movilizaciones en los dos hombros. Después de las movilizaciones hay que aplicar sobre la región dolorosa del hombro cremas de calor (caléndula, alóe vera, harpagofito, romero, etc.)

Hidroterapia:

Siempre será calor exceptuando en los casos inflamatorios agudos o traumáticos en los que la indicación es el frío o hielo.