INICIO

.

Metodos De Rotación De Hombros

En este método interviene la rotación de una articulación. Está clasificado como una manipulación pasiva. Se usa con frecuencia para prevenir y tratar desórdenes funcionales del movimiento rotatorio de una articulación.

El método se aplica a articulaciones de todo tipo, desde los nudillos hasta las articulaciones de la cadera y de la zona lumbar. Antes de proceder al masaje será necesario familiarizarse con la extensión del movimiento fisiológico de cada articulación y observar detenidamente su movilidad según la dolencia que la afecte.

La rotación se efectuará Según el sentido de las agujas del reloj, y la velocidad deberá ser más bien lenta. La aplicación del método de rotación en las articulaciones pequeñas no presenta ningún problema, pero cuando se trata de articulaciones mayores, el paciente deberá mantener una posición específica,

Hay cuatro tipos de rotación: Rotación del cuello, rotación del hombro, rotación de la cadera y rotación lumbar. El paciente permanece sentado. El masajista, de pie detrás de el, coloca una mano debajo de la mandíbula, y la otra encima de la cabeza e inicia un movimiento lento de rotación hacia uno y otro lado.

Una vez los músculos estén relajados y el cuello esté totalmente recto hacia un lado, el masajista aprovechará la tendencia del cuello a volver al lado opuesto para empujar la cabeza en esta dirección y provocar un giro brusco, no mayor de 90”.

Este método sólo necesita aplicarse una sola vez. Después de la rotación del cuello el paciente experimenta una sensación de mayor movilidad y bienestar. Este método se utiliza siempre para tratar la tortícolis.

b) Método de rotación del hombro, tipo 1:

El paciente estará sentado, y el masajista de pie a su lado, con las piernas separadas una delante de otra en la actitud del arquero sujetará la palma de la mano del paciente con una mano y la muñeca con la otra. Primero tirará de la parte superior del brazo del paciente y a continuación empezará la rotación. Las manos del masajista se turnarán para sujetar la muñeca, que nunca deberá estar suelta.

Método de rotación del hombro, tipo 2:

El paciente estará sentado, manteniendo doblado el codo del brazo afectado. El masajista sujetará el antebrazo del paciente con su propia mano y antebrazo al tiempo que con la otra mano presionará sobre el hombro afectado. A continuación se iniciará el movimiento de rotación, primero en el sentido de las agujas del reloj y después en el sentido contrario.

Método de rotación del hombro, tipo 3:

El paciente permanecerá sentado, con el brazo afectado relajado y extendido hacia un lado. El masajista sujeta la mano del brazo afectado del paciente con la suya propia e inicia el movimiento de rotación en el sentido de las agujas del reloj ya continuación en el sentido contrario. La rotación deberá efectuarse con precisión y energía, como si hiciera un ovillo.