INICIO

Masaje Y Estiramiento

Una forma nueva, sencilla y muy efectiva para que los músculos de las extremidades sean más elásticos y la circulación pueda fluir con mayor facilidad es el masaje que proponemos a continuación, con la musculatura en estiramiento.

Esta forma de masaje puede aplicarse en principio a cualquier grupo muscular, aunque es especialmente efectivo en extremidades inferiores a nivel del músculo tríceps.

Este masaje debe seguir las siguientes recomendaciones:

− Aplicar bastante lubricante (aceite, leche, etc.)

− Empezar superficial y poco a poco ir profundizando.

− Debe trabajarse hasta el límite del dolor.

Las maniobras serán lentas, paso a paso. La forma de trabajo será la siguiente:

1º Vaciaje con las dos manos, juntas primero y después alternadas, siempre en dirección al hueco poplíteo.

2º Con los pulgares vaciamos alrededor de los maléolos y a continuación con cada pulgar seguimos la línea lateral del tendón de Aquiles y gemelos hasta la altura de la rodilla.

3º Con los pulgares perpendiculares encima del tendón de Aquiles, paralelos entre si y a un dedo de distancia uno del otro, friccionamos a través todo el tendón de abajo arriba y viceversa.

4º Repetimos vaciaje con las manos y los pulgares sobre los gemelos varias veces, ya profundamente, siempre hasta la rodilla. Es muy importante tener en cuenta que durante el masaje aumentará la elasticidad muscular, y por ello debemos ir estirando más el pie.

Este tratamiento puede durar unos cinco minutos y será ya suficiente. Las indicaciones principales son en casos de sobrecarga muscular, tendinitis aquilea, agujetas postdeporte y problemas circulatorios como insuficiencia venosa y alteraciones de la circulación arterial.