INICIO

Maniobras De Masaje Linfático

Circulo Fijo:

Son fijos porque la mano no va avanzando. La parte móvil es la muñeca

La zona de aplicación es cuello, nuca, cara, tórax y zonas ganglionares superficiales como axila e ingles, también en codos, rodillas, manos y pies según sus variantes. Se suele utilizar para las cadenas ganglionares del cuello.

En la fase de presión se colocan los 4 dedos extendidos sobre la piel, quedando la art. metacarpofalángica sobre los ganglios y sin friccionar se inicia un movimiento circular empujando la piel al límite de la elasticidad. El movimiento es hacia nuestros pies y caudal.

Cuando la piel llega a su tope viene la fase de descompresión de forma que se va soltando gradualmente para que la piel vuelva a su sitio.

Se va bajando por las cadenas ganglionares del cuello hasta llegar a términos (espacio supraclavicular) donde se drena con los dedos índice y corazón en dirección clavícula y se tensa hacia caudal y supinación.

Son variantes de este movimiento los círculos o rotativos del pulgar y círculos con la yema de los dedos.

Rotativos Del Pulgar:

Se utilizan en zonas poco extensas y muy concretas, como fibrosis localizadas. Son maniobras en miniatura. Para manos, pies, codo, rodilla y abdomen.

Se puede utilizar un pulgar o los dos alternativamente o simultáneamente.

La yema contacta con la piel y con el pulgar hiperextendido se empuja la piel lateralmente y luego cranealmente presionando hasta los 70º, límite de elasticidad de la piel. El giro se finaliza hasta los 90º sin presión, solamente desviación radial de la muñeca

Con los dos pulgares estos se colocan paralelos y se va haciendo una T y una LL

Círculos Con Las Yemas:

Se utiliza para incidir en planos profundos y para exploración.

En la fase de presión se contacta con la yema de los 4 dedos extendidos y se desplaza la piel al límite de la elasticidad. Después se descomprime. Para la zona dorsal, manos, pies, rodilla, abdomen y tórax.

Bombeo:

Se utiliza para zonas curvas y largas del cuerpo como muslo. En general para las extremidades y flancos del tronco

Cuando toda la mano contacta con la zona, colocada perpendicularmente. Se rodea toda la zona entre pulgar e índice. Comienza la fase de presión realizando un estiramiento craneal máximo.

Después cesa la presión y se avanza. El máximo contacto se hace con el art. Metacarpofalángica, realizando un empuje longitudinal hacia la ingle. El codo debe estar un poco flexionado para que el desplazamiento sea tangencial y sin friccionar. Evitar una presión cortante, por ello antes de empujar adaptar bien la palma de la mano.

Se puede realizar con ambas manos alternativamente.

Dador:

Se utiliza para brazo, antebrazo y gemelos. Normalmente para partes dístales de las extremidades. Se puede realizar alternativamente.

Nos queremos ver la palma de la mano. La mano se coloca en forma de cruz extendida con las cabezas metacarpofalángicas en el centro, y resto de dedos sin contacto. La mano está perpendicular a la zona y en la fase de presión realiza un giro como a deshacer la cruz y hacer una X. El desplazamiento es hacia la punta de los dedos y craneal. No amasar gemelos. Después gradualmente la descompresión.

Manipulación Combinada:

Consiste en combinar el bombeo que se realiza con la mano que va por detrás y un círculo fijo con la mano que va por delante. Es muy cómoda de realizar y se hace mucho, ya que permite mayor accesibilidad a la superficie corporal que los bombeos con las dos manos.

Es la técnica más apropiada para tratar grandes superficies planas como pecho, vientre, espalda etc. Se apoyan las palmas en la piel, con los pulgares abiertos y resto de dedos algo entreabiertos. El empuje se hace hacia punta de los dedos, levantando la yema para no ejercer presión y se termina con un desplazamiento hacia dentro del pulgar hasta cerrar la mano.

Para avanzar se pivota sobre la punta del pulgar hasta que la punta del índice contacte de nuevo con la piel. También con ambas manos alternativamente o en paralelo.