INICIO

.

Estiramientos Chinos

Se trata de una clase especial de manipulación pasiva con la que se consigue el estiramiento de las articulaciones. El estiramiento deberá realizarse con habilidad y mucha fuerza. Los objetivos de este método son: estirar los músculos contraídos y poner una articulación dislocada en su lugar correcto.

El método se subdivide en los tipos siguientes:

a) Método de estiramiento lumbar, tipo 1:

El paciente estará tumbado de costado, mostrando el lado afectado. El masajista, de pie detrás del paciente, presiona con el pulgar de una mano sobre la zona dolorosa del lomo mientras que con el antebrazo opuesto sostiene la pantorrilla de la pierna del lado afectado y con la mano cubre la rótula.

Después de flexionar el muslo hacia el abdomen unas cuantas veces, tirará de la pierna hacia atrás con fuerza y precisión. Al mismo tiempo, el pulgar que presiona sobre la zona dolorida ejercerá un poco más de fuerza. El procedimiento se repite 5-6 veces.

Se recomienda la aplicación de este método en tratar los casos de dislocación del disco intervertebral, así como otras dolencias lumbares crónicas.

Método de estiramiento lumbar, tipo 2:

El masajista y el paciente permanecen de pie espalda contra espalda. El masajista acopla los brazos del paciente con los suyos por las sangrías y eleva al paciente de modo que las nalgas de éste queden algo más arriba que las suyas. En este momento el cuerpo del paciente deberá relajarse por completo.

El masajista flexiona repetidamente las rodillas empujando fuertemente al paciente con las nalgas y, por consiguiente, estirándole la columna vertebral.

Para finalizar, el masajista podrá balancear el cuerpo del paciente de un lado a otro varias veces.

Método de estiramiento lumbar, tipo 3:

Con el paciente tumbado boca arriba, el masajista empieza por aplicar los métodos de fricción y amasamiento para relajar los músculos de la zona lumbar del paciente. A continuación coloca los antebrazos debajo de las rótulas del paciente y eleva la mitad inferior de su cuerpo, de modo que sólo el pecho quede tocando la cama, mientras que con la otra mano presiona varias veces de un modo rítmico y elástico la región lumbar inferior del paciente.

Cuando los músculos del paciente se empiecen a relajar, el masajista presiona enérgicamente sobre la región lumbar con el antebrazo. Al mismo tiempo el antebrazo que sostiene las rodillas tira con fuerza hacia arriba provocando la extensión de la región lumbar del paciente hacia atrás.

Una vez finalizado todo el procedimiento se aplicará de nuevo un breve masaje de amasamiento.

Método de estiramiento lumbar, tipo 4:

Con el paciente tumbado sobre el costado opuesto al lado afectado, el masajista levanta su pierna y coloca la planta del pie sobre la parte inferior de la espalda del paciente, al tiempo que le sujeta el tobillo del lado a tratar con las dos manos y tira de la pierna del paciente hacia atrás y empuja con el pie.

Al principio deberá empujarse suavemente hasta que se perciba que la región lumbar del paciente se ha relajado, después se efectuará el movimiento de tirar y empujar ejerciendo una fuerza brusca y enérgica para que la región lumbar del paciente se distienda. Si se ejerce la cantidad de fuerza adecuada, basta con una sola aplicación.

b) Estiramiento de los músculos superiores:

Con el paciente sentado en un taburete, con el brazo afectado extendido hacia adelante y el dorso de la mano dirigido hacia el masajista, éste, de pie en frente del paciente, coge con sus dos manos los dedos de la mano del brazo afectado, de dos en dos y transmite al brazo del paciente un movimiento de rotación de arriba a abajo.

Repetir varias veces. Cuando los músculos del brazo afectado se hayan relajado y este se mueva libremente, el masajista lo levantará fuertemente con un movimiento brusco.

Se ha observado que este método resulta muy eficaz para tratar el dolor de los brazos y los hombros, siempre y cuando las articulaciones no estén gravemente afectadas. Generalmente se aplica después de otros métodos de masaje, y se efectúa una o dos veces seguidas.