INICIO

Sobre Masaje Sueco

El masaje sueco es un tipo de masaje diseñado para favorecer la oxígenación de los músculos. Este masaje ayuda a los músculos a recuperarse de cualquier variedad de problemas. Algunos lo ven como una manera excelente de conseguir relajación rápidamente. Sin embargo, tiene muchos otros beneficios que no son tan conocidos.

Aumenta el flujo sanguíneo de los músculos. Esto ayuda al intercambio de oxígeno y dióxido de carbono a nivel celular. Ayuda a deshacerse de toxinas. Mueve las toxinas hacia fuera y absorbe el oxígeno beneficioso para reemplazarlas. Eso ayuda a los músculos a repararse más rápidamente manteniéndolos más fuertes por mucho tiempo.

Para la mayoría de las personas que reciben masajes, la versión sueca es probablemente una de las técnicas con más experiencia a través de la historia. Se trata de hacer movimientos largos, amasando los músculos y haciendo círculos entre estos para aliviar la tensión muscular, y de trabajar los músculos más externos, y por lo general de manera lo suficientemente suaves como para que cualquiera pueda disfrutar de este estilo.

El masaje sueco ayuda con una variedad de condiciones. Estas incluyen, el alivio de la tensión y los espasmos musculares, el síndrome del túnel carpiano, el dolor de espalda, y la rehabilitación después de una cirugía. A la vez induce la relajación y garantiza unos niveles de estrés bajos.

Los estudios han demostrado que ayuda a mejorar la funcionalidad del sistema inmune. Es ideal para aquellos que sufren de artritis u otras condiciones inflamatorias. Puede ayudar a reducir las hormonas del estrés como el cortisol. Todo esto demuestra los maravillosos beneficios del masaje sobre su salud y bienestar.

Además, proporciona alivio sin usar fármacos o procedimientos invasivos. Eso hace que sea bueno para gente de todas las edades y físicos. Sin embargo unos pocos no lo podrán disfrutar. Esto incluye a aquellos que tienen problemas de coágulos de sangre y los que se están recuperando de una cirugía reciente.

Las mujeres embarazadas deben consultar con su médico antes de solicitar un masaje. Hay masajistas que tienen entrenamiento especial para brindar masajes durante el embarazo.