¿Cómo Te Ayuda Un Masaje Facial?

Si se administra de forma regular, el masaje facial mantiene tersos los músculos del rostro, lo que ayuda a revertir las señales de envejecimiento. Su popularidad viene de su capacidad para reducir las arrugas y líneas finas que se experimentan a medida que envejecemos.

Usted puede verse la cara opaca como resultado de la existencia de suciedad y células muertas de la piel, el masaje facial ayuda a exfoliar la piel y devolverle su brillo.


Una típica sesión no dura más de 20 minutos. Si se administra durante más tiempo, los músculos se pueden estirar en lugar de tonificarse. La irritación puede ocurrir en personas con piel sensible; por lo tanto inspeccione la cara antes de comenzar el masaje facial con el fin de decidir la presión adecuada y el método correcto a utilizar.

El uso de aceites o lociones de masaje en la cara, ayuda a reducir la fricción en el procedimiento del masaje, por lo que será necesario decidir si su piel tiene tendencia a ser grasa o seca.

Cuando inicie la sesión de masaje, su masajista friccionara y limpiará su piel (esto se llama exfoliación) para asegurar una superficie limpia, libre de maquillaje y de contaminantes. Después va a continuar la sesión de masaje mediante la aplicación de cremas o lociones para reducir la fricción durante este.

Cuando está bien engrasada, su masajista terminará el masaje facial mediante el uso de suaves movimientos calmantes en diversas áreas de su cara para lograr el mayor beneficio.

El masaje facial no sólo es conocido para el beneficio de la circulación y contra el envejecimiento; también hidrata la piel, mejora su tono y textura, y disminuye cualquier enrojecimiento o sensibilidad que pueda estar experimentando.

Cualquier persona que sufre de erupciones y manchas puede encontrar alivio con un masaje facial de forma regular.

Beneficios que le son proporcionados en las diferentes áreas de la cara durante su masaje.

Frente y nariz: Reduce la aparición de líneas horizontales.

Las fosas nasales: Destapa los poros y previene defectos.

Boca y mejillas: Ayuda a prevenir las arrugas y la flacidez de los músculos de la cara.

Espacio alrededor de los ojos: Reduce la aparición de arrugas y bolsas bajo los ojos.

La barbilla y el cuello: Promueve el tono muscular y previene la flacidez de la piel.

Orejas: Los masajes de presión en puntos específicos de la oreja, estimulan de forma refleja otras áreas del cuerpo.

Los efectos del masaje en la gestión del estrés y la fatiga provocada por la vida cotidiana pueden aparecer no sólo en su cuerpo, sino también en su cara (el espejo del alma). ¡Así que no te olvides de ella!