INICIO

.

Masaje, Dorsalgia y Lumbalgia

Se entiende por dorsalgia el dolor de espalda localizado a nivel de la columna dorsal y lumbalgia al dolor localizado a nivel de la columna lumbar.

Las causas de estos trastornos son múltiples y no corresponde al quiromasajista diagnosticarlas, sino al médico, asimismo son variadas. 

Pero dentro de las más frecuentes, nombraremos a las escoliosis, insuficiencias musculares, contracturas musculares de origen traumático, nervioso, étc., lumbagos agudos y crónicos, hernia discal, ciática; étc.

Sin embargo lo común en todos ellos es que en mayor o menor grado existe y aparece de forma real, una contractura muscular que realmente es la que produce el dolor que manifiesta el paciente, y que el masajista debe y puede mejorar y aliviar.

La zona a tratar será siempre la región concretamente afectada y una zona alrededor. 

Así por ejemplo, en una lumbalgia, trabajaremos la zona dorsolumbar, glúteos e incluso parte superior de los muslos, especialmente, sin olvidar el resto de la espalda.

En las hernias discales, el tratamiento será el mismo que en los otros casos, lo único a tener en cuenta son las presiones vertebrales, que no deberán hacerse los primeros días, sino cuando los dolores hayan mejorado. Entonces, incluso mejorarán el dolor y ayudarán a aliviar la contractura.

Las manipulaciones en estos casos, serán principalmente los amasamientos los primeros días, intentando hacerlos con una intensidad de media a profunda, fricciones y vaciaje venoso serán las manipulaciones principales a efectuar, aparte del tratamiento normal de espalda.

También las vibraciones con presión profunda a nivel de los glúteos en su región superior ayudan a descontracturar más rápidamente.

En el caso de las lumbalgias, la posición del paciente será en decúbito prono con una almohada o toalla en la zona del abdomen para así corregir la lordosis lumbar.

El tratamiento a seguir será:

− Pases Magnéticos Sedantes

− Vaciaje Venoso

− Amasamiento Digital

− Amasamiento Digitopalmar

− Cachete Dorsopalmar

− Pinza Rodada

− Paso del Oso (incluso en la extremidad si hay ciática)

Zona inferior

− Roces digitales del arco plantar

− Maniobras de Desbloqueo

− Descontracción de Glúteos

− Vibraciones

− Tecleteos

− Vaciaje Venoso

− Pases Magnéticos Sedantes


En las lumbalgias agudas de cualquier etiología, el masaje debe efectuarse durante dos o tres días seguidos, en los que la mejoría ha de ser observada desde la primera sesión, y pasar posteriormente a estudiar la causa. Si en dos o tres días no mejora, será necesario acudir al médico para diagnóstico del proceso.

Cuando el problema es de tipo más o menos crónico (hernia discal, reumatismo, escoliosis, artrosis, etc.), el tratamiento debe ser, de dos o tres días por semana y durante temporadas largas, especialmente durante las épocas de invierno y primavera.

Existen unos puntos lumbares en los que efectuaremos:

− amasamiento pulpopulgar

− presión simultánea y alternada

− vibraciones


El trabajo en estos puntos descontrae los músculos paravertebrales consiguiendo un gran alivio, y estos son:

− puntos paravertebrales

− zona supero externa

− surco subglúteo

− zona media del muslo

− pliegue posterior de la rodilla

− zona interna de la pantorrilla

− zona inferior del arco plantar

Estos tres últimos puntos especialmente en caso de ciatalgia. El tiempo de trabajo sobre cada punto será aproximadamente de medio minuto.