INICIO

La Borrachera

Las estadísticas han dado cuenta de que el beber alcohol es como una llamarada para dormir en principio, pero que es pan para hoy y hambre para mañana; porque desvirtúa la capacidad natural que tenemos para conciliar el sueño, quitándole al cerebro el elemento básico para poder dormir sanamente, las fases REM.

Es bien sabido la acción que realiza el llamado "efecto rebote", a los 15 0 20 minutos después de haber bebido, de pasar a una sensación de placer a una noche imposible de dormir.

Recuerda que el estar en la cama aparentemente con una fase de sueño avanzada, no quiere decir de que estés descansando favorablemente para tu salud; no es lo mismo la función del cerebro con alcohol, que sin este; no es natural, no lo necesita para nutrirse, es caloría vacía.

En nuestra sociedad no es entendido a veces como afecta químicamente al sueño el beber alcohol en demasía, como nos afecta a los familiares del adicto, y como su efecto puede hacer estragos, a veces de manera irremediable en el entorno.