Bienvenidos. Un saludo desde La Laguna, Tenerife, Canarias.

¿Necesita Alivio Para Su Dolor o Estrés? Reciba un masaje y resuelva su dolor de espalda y los síntomas del estrés ...

¿Qué Es La Protrusión Del Disco Intervertebral Lumbar?

La hernia discal, o protrusión de un disco intevertebral lumbar, o rotura de un anillo fibroso intervertebral lumbar se debe normalmente a una lesión que causa protrusión o luxación del tejido del núcleo pulposo del disco intervertebral entre dos cuerpos vertebrales.

Esto provoca una lumbalgia en un lado del cuerpo y en la pierna, que se da a menudo entre trabajadores manuales. El masaje terapéutico es extraordinariamente efectivo en su tratamiento.

Etiología y Patología

Normalmente existe un historial de lesión evidente, tal como una torsión repentina de la zona lumbar al levantar o transportar una carga pesada. La columna vertebral humana posee gran elasticidad y firmeza y amortigua cualquier fuerza exterior. Sin embargo, cuando está es excesiva y sobrepasa lo que puede absorber el anillo fibroso del disco intervertebral, éste se puede romper y entonces el núcleo pulposo protruye o se disloca, provocando este estado.

En otros casos, en cambio, no hay un historial traumático obvio, sino cambios degenerativos en el tejido del disco intervertebral debidos a una estructura débil, a una enfermedad vertebral o al envejecimiento. En estas condiciones, basta con una fuerza exterior leve, incluso una rápida contracción muscular descoordinada para causar la dolencia. Por ejemplo, hemos observado casos en los cuales este estado se atribuía a la acción del frío sobre la región lumbar.

Sintomatología

Los síntomas principales de esta dolencia suelen presentarse bajo la forma de un dolor en la parte inferior de la espalda; un dolor que se irradia hacia las extremidades inferiores, alteraciones de la sensibilidad en los miembros inferiores, dificultad al andar y cambios posturales.

a) Dolor en la parte inferior de la espalda:

A menudo, al principio de esta hernia discal, se sienten unas punzadas profundas en la región lumbar, tan intensas que no se puede intentar ningún movimiento de esta zona. En el curso del proceso patológico, el dolor que se ha desarrollado en esta zona se aliviará, pero el dolor en la pierna se agrava.

El dolor en la región lumbar a menudo tiende a localizarse en un lado y agravarse si se permanece sentado o al pasear, mientras que el reposo en cama lo alivia.

b) Dolor que se irradia a las extremidades inferiores:

El dolor causado por el disco intervertebral protuído que aprieta las raíces del nervio cerca del canal vertebral se irradia hacia el miembro inferior del mismo lado. Esto ocurre a menudo en el cuarto o quinto disco intervertebral lumbar.

El dolor se puede extender a lo largo del nervio ciático hacia las corvas, casi siempre alcanzando la parte lateral de la pantorrilla y. a veces, la planta del pie. En algunos casos, el tercer disco intervertebral lumbar es desplazado y el dolor radial en el miembro inferior se irradia a lo largo del nervio femoral desde el aspecto anterolateral del muslo hacia el área de la rodilla.

El dolor es persistente y convulsivo. Al principio de la enfermedad el dolor es insoportable y el paciente no puede ni sentarse ni estirarse con comodidad. Solamente si el cuerpo se coloca en mejor posición el dolor se reduce en parte.

Cada vez que el paciente levanta el muslo, dobla la cintura, tose o estornuda, el trastorno se agrava.

c) Alteración de la sensibilidad en los miembros inferiores: La alteración varía según la posición y el grado de la protrusión. Cuando la parte afectada es en el cuarto espacio intervertebral lumbar, se produce en la parte exterior de la pantorrilla del paciente una disminución de la sensibilidad cutánea.

Cuando la protrusión se produce en el quinto espacio intervertebral lumbar, la disminución de sensibilidad se produce en la planta del pie, especialmente en el dedo gordo. Además, el paciente puede experimentar una sensación de entumecimiento o un dolor sordo en el miembro afectado, una temperatura anormal en el miembro del lado afectado y una transpiración diferente en cada uno de los miembros inferiores.

d) Dificultad para andar y cambios posturales:

La dificultad para andar dependerá de la posición de la protrusión, de las conexiones de las raíces del necio pellizcado, y de la fase de desarrollo de la enfermedad. En general, el paciente no se atreve a sostenerse por sí mismo a causa del dolor en el miembro afectado y, como quiera que no lógra dar una zancada completa, experimenta diferentes grados de cojera.

Los casos más graves no pueden abandonar la cama y mantienen la pierna afectada doblada, no atreviéndose a estirarla o a extenderla, y aún menos a darse la vuelta en la cama. Generalmente la persona afectada muestra cambios posturales.

A menudo la columna lumbar se comba hacia el lado afectado, y con menor frecuencia hacia el lado sano. las nalgas del lado afectado sobresalen hacia atrás y la parte superior del cuerpo se inclina ligeramente hacia adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tus comentarios.

Invítame a Un Café. Hasta un céntimo cuenta.

Si has encontrado útil la información de este blog, por favor haga una donación para mostrar su apoyo. Para hacer una donación a través de PayPal, tarjeta de crédito o cheque electrónico, haga clic en el botón donar de abajo: