Sosiego, tranquilidad y fluidez. Masaje Sensitivo desde La Laguna, Tenerife, Canarias.

La mente es como un paracaídas, sólo funciona si se abre.

Albert Einstein



Por favor, lea esta página detalladamente antes de ponerse en contacto conmigo acerca de este tipo de masaje liberador.

La gran mayoría de las preguntas que se me hacen por correo electrónico se responden en la pestaña "preguntas".

El masaje sensitivo que te brindo es una actividad sin fines de lucro, a tiempo parcial y basado en una pasión personal que proporciona (bajo enfoques alternativos holísticos), una satisfacción personal de bienestar corporal y espiritual a las mujeres.

El servicio está dirigido únicamente a mujeres de ideas afines que creen en los beneficios de tales enfoques. Como receptora del servicio, usted entiende que no soy ni un médico o un psicoterapéuta . Las sesiones de masaje son de simple experiencia vital.

Una vez revisado el contenido escrito a continuación no dude en enviarme un correo para más información o para pedir una cita.

El Masaje Sensitivo.

Disfrute de una hora y media de inmersión total en su propio cuerpo, descubra rincones de placer en su cuerpo que aún no conoce, a través de unas manos expertas .

¿Estresada? ¿Dolor Muscular? ¿Sin Energía?

Nada se acerca más a la relajación que recibir un masaje en todo el cuerpo. Un entorno confortable, música suave, un aroma agradable y el toque suave de unas manos tibias. El entorno donde doy estos masajes no es la típica fría clínica o centro de masaje sino mi propia casa. La relajación y la calma que sentirá se convertirá casi en adicción.

¿Necesita ser Tocada o Mimada?

Los seres humanos somos criaturas sociales y necesitamos el contacto físico con otras personas para sobrevivir y para sentirnos bién con nosotros mismos. Esta necesidad es tan antigua como la vida misma y muy importante para el buen estado de la salud mental. Disfrute de la máxima relajación, resultado de un masaje sensitivo en todo el cuerpo.

¡Bienvenida al Masaje Sensitivo!

Mi casa es el espacio en donde le doy el masaje, un lugar tranquilo, sin prisas, en una camilla profesional, y con calefacción ambiental, el mejor lugar para su propio espacio.

A diferencia de los masajes que se practican en una clínica o centro, el masajista sensitivo no tiene porque poseer un titulo o certificado de práctica que lo avale. En este caso, su confianza en mi puede ser plena ya que soy masajista titulado y con más de 20 años en el masaje vital corporal y deportivo, por mis manos han pasado cientos de cuerpos de diferentes sexos.

Me interesa este tipo de masaje como una extensión natural de mis estudios de yoga y danza, además de ayudar un poco en lo posible, a mujeres que sienten la necesidad de sentir el calor humano de unas manos dedicadas profesionalmente a ello sin el tabú social de por medio.

Construye Tu Propia Camilla

Esto puede ser muy fácil o muy difícil, según tus habilidades y las características de la camilla que quieras construir.

La manera más sencilla consiste en hacer dos caballetes de unos 70 cm de alto por 60 cm de ancho (cualquier carpintero se los puede hacer y no le cobrará muy caro).

Luego compre una plancha de madera laminada de ¾ de pulgadas, corte un trozo de 60 cm por 1,80 m, agregue el acolchonamiento necesario y ya puede comenzar.

Pero para hacer una camilla portátil sería algo más complicado.

Primero reuna los materiales:

- 2 planchas de 24 x 12 pulgadas (56 x 30,5 cm), de madera laminada de ½ pulgada.

- 3 planchas de 22 x 12 pulgadas (56 x 30,5 cm), de madera laminada de ½ pulgada.

- 4 tablas de 1×4 pulgadas (2,5 x 1º), de pino o abeto, de 91,5 cm de largo.

- 6 tablas de 2 x 2 pulgadas (5 x 5), de 73 cm de largo.

- 1 bisagra continua, de 61 cm.

- 6 soportes plegables para las patas de la mesa, tipo Stanley #446 ¼ (haga que le expliquen cómo instalarlos)

- 2 asas.

- 6 bisagras de ramal de 3 pulgadas, con sus tornillos.

- 2 cierres para la maleta.

- 8 cantoneras de latón.

- Clavos (de acabado de 1,5 pulgadas, sin cabeza son los mejores. Clavos más grandes partirían la madera)

- Cola fuerte.

(Nota: Las dimensiones corresponden a una mesa de unos 77 cm de alto, incluyendo una pulgada de acolchamiento. Si desea una mesa más baja, o más alta, altere la longitud de las 6 patas de 2 x 2 pulgadas).

Luego construya la mesa de la siguiente manera:

1. Corte la plancha y las tablas, según las medidas indicadas para cada uno.

2. Construya los marcos, encolando y clavando las junturas (ensamble las uniones, si se le despierta cierto afán perfeccionista).

3. Encole y clave las cubiertas a los marcos (si este afán no le abandona puede también ensamblar las piezas).

4. Una las patas a las cubiertas por medio de las bisagras, encolando y clavando las planchas que unen las patas.

5. Instale los soportes plegables. Siga las instrucciones porque no es fácil. Tendrá que ensayar varias posibilidades antes de encontrar el lugar exacto donde colocarlos.

6. Una las dos mitades de la mesa mediante la bisagra continua.

7. Instale los cierres, asas y cantoneras.

8. Pinte o barnice.




Anexo a la camilla, cree un colchón de poliespuma forrado, de unos 3 cm y extiendalo por encima de la camilla cada vez que la use.  

.

.